top of page

Hábitos de vida Saludables.

Un año nuevo es una oportunidad fantástica para iniciar y elegir hábitos saludables a continuación, te vamos a enumerar diez hábitos saludables que deberías implementar en tu estilo de vida...


Se trata de sentirnos bien con nosotros mismos porque ese estado irradia una belleza inigualable. Para mantenernos sanos, debemos atender las necesidades de nuestro organismo.

Pero no siempre es fácil enfrentarnos a los cambios de rutinas. Un hábito es una conducta aprendida que se repite regularmente, tan a menudo que en ocasiones llega a hacerse de forma inconsciente y automatizada. Llevarla a cabo no requiere de mucha atención ni esfuerzo y no tenemos que recurrir a nuestra voluntad para mantener esas rutinas. Por eso, construir una base de buenos hábitos es la forma perfecta para lograr cambios permanentes, a veces, sólo necesita de un pequeño empujón para comenzar y la confianza de que se va a conseguir la meta.


1. Mantén una alimentación sana:

Llevar una alimentación sana y equilibrada es imprescindible para poder alcanzar el equilibrio a nivel nutricional que requiere el organismo, debiendo incluir en tu dieta todos los alimentos que se contemplan en la pirámide nutricional, pero siempre en las proporciones adecuadas y recomendadas.

Una alimentación saludable debe aportar al organismo los nutrientes suficientes para garantizar el correcto funcionamiento de todos los órganos, además de que contribuirá a prevenir y curar posibles enfermedades.

2. Practica deporte con regularidad:

Busca practicar deporte saludable. El sedentarismo es una de las principales causas de la aparición de enfermedades de diversa índole, desde cardiopatías, problemas de salud mental, pasando por la obesidad, la diabetes, el cáncer de colon, la osteoporosis o el cáncer de mama, entre otros.

Por esta razón debes practicar deporte con regularidad, ya que contribuye a la de fortalecer músculos y huesos, mejorar la circulación sanguínea, cuidar el corazón y quemar calorías, entre otros, Además, también relaja la mente, por lo que es uno de los mejores hábitos de vida saludable que se pueden mantener.

3. Duerme lo suficiente:

Además de mantener una alimentación sana y hacer deporte, también hay que prestar atención al sueño. Es necesario dormir el número de horas adecuado para así poder descansar cuerpo y mente y poder disfrutar de la energía que se necesita para poder desempeñar las tareas de cada día.

4. Mantén una higiene adecuada:

Si quieres mantener en todo momento un estilo de vida apropiado deberás mantener una higiene adecuada, ya que esto evita numerosos problemas de salud, desde infecciones hasta problemas dermatológicos o dentales.

Al hablar de higiene no solo nos referimos al aso y la limpieza del propio cuerpo, sino también al ámbito doméstico o laboral, ya que esa limpieza e higiene también repercute de forma positiva o negativa, según corresponda, sobre tu salud.

5. Ejercita tu mente:

Es importante trabajar la mente y ejercitarla para poder reducir las posibilidades de que llegue a producirse un deterioro a nivel cognitivo y que aparezcan demencias y otros problemas similares. Por esta razón, puedes recurrir a numerosos ejercicios que potencian la atención, la capacidad de concentración, la memoria y el aprendizaje. Esto además evitará o al menos ralentizará el deterioro que se pueda llegar a sufrir en este aspecto.

6. Disfruta del tiempo libre:

Además de mantener un estilo de vida saludable en lo que se refiere a alimentación, ejercicio físico, un buen descanso o una buena higiene, es muy importante prestar atención a la diversión, ya que juega un papel clave para poder disfrutar del mayor grado de bienestar posible. Para ello es imprescindible que disfrutes de tu tiempo libre, para lo cual tendrás que buscar actividades y tareas que te resulten placenteros, ya sea para practicar de forma individual o con otras personas. Simplemente elige aquello que te guste y disfruta de ello, dejando a un lado por esos momentos el resto de los problemas que puedas tener.

7. Mejora tu salud mental:

Es muy recomendable que dentro de unos hábitos de vida saludable tengas en cuenta la salud mental, no solo la física. Para ello se debe tratar de mantener un equilibrio en este sentido, manteniendo el máximo bienestar a nivel psicológico y emocional, lo cual es imprescindible para mantener y desarrollar las capacidades cognitivas, pero también para mantener diferentes relaciones sociales y afrontar los diferentes retos y tareas de la vida diaria.

Si padeces algún tipo de problema de cansancio, estrés, irascibilidad, estrés, depresión y otros problemas similares, deberás tratar de tomar medidas puesto que tu estado mental no se corresponderá con una vida sana.

Para ello se recomienda que lleves a cabo técnicas de relajación y practiques actividades y aficiones que te ayuden a encontrarte con un mayor grado de bienestar. Esto ayudará además a impedir la aparición de enfermedades mentales.

8. Mantén una buena salud a nivel sexual:

La práctica de sexo también ayuda a poder disfrutar de una vida sana. Esto se debe a que es una actividad cardiosaludable, es decir, que protege al corazón, pero también relaja la mente. No obstante, es importante protegerse mediante métodos anticonceptivos, tanto para evitar embarazos no deseados como para evitar la posible aparición de enfermedades de transmisión sexual.

9. Evita el consumo de alcohol, drogas y similares:

Entre los hábitos de vida saludable que debes seguir se en encuentra el evitar los hábitos tóxicos como el tabaco, el alcohol y las drogas (heroína, marihuana, cocaína…) así como otros medicamentos que puedan afectar de forma negativa a la salud.

Estos son totalmente contrarios a mantener unos hábitos saludables, ya que desencadenan drogodependencias que lo único que hacen es intoxicar el cuerpo y provocar la aparición de enfermedades que, en algunos casos, pueden llegar a ser de una alta gravedad, como diferentes tipos de cáncer, infartos de miocardio, etcétera.

10. Prevén los accidentes:

Dentro de los hábitos de vida saludable también hay que tratar de evitar los accidentes, tanto domésticos como laborales y de tráfico. Para ello es imprescindible mantener unas condiciones y medidas de seguridad tanto en la vivienda como en el lugar de trabajo.

Entre las medidas a adoptar se encuentra el acondicionamiento del local, el mobiliario, la localización, el uso de Equipos de Protección Individual, etcétera. Además, planifica bien tus viajes en automóvil atendiendo a las normas de seguridad vial para evitar accidentes de tráfico.


Todos estos hábitos forman parte de un estilo de vida saludable, por lo que es muy importante y recomendado tenerlos en cuenta y tratar de aplicarlos en vuestra vida. Todo ello te ayudará a poder disfrutar de la máxima salud y bienestar.

0 comentarios

Opmerkingen


bottom of page