El cuidado capilar para.....¿Los Hombres?

Ya sea que lleves un peinado corto y fresco o una melena larga y salvaje, mantener un estilo perfecto empieza en tu cabeza. Aprende qué es lo que todo hombre debe saber sobre su cabello, qué productos de cuidado tiene a su alcance y cómo usarlos correctamente.


El dilema del champú: ¿Cuál es mi tipo de cabello y qué champú necesito? Consejo: usa un champú que se adapte a tu tipo de pelo. Si no estás seguro, un profesional podrá aconsejarte.

Si utilizas productos de peinado con regularidad, es importante que elimines los restos por completo. Un champú suave puede ayudar. ¿Sientes que tu cabello no tiene vida? Prueba un champú que contenga cafeína. Al igual que el café te despierta por las mañanas, también estimulará la circulación en el cuero cabelludo, asegurando así que las raíces de tu cabello reciban los nutrientes necesarios.

¿Cabello seco y con caspa? ¡Nadie necesita eso! Soluciona este problema de forma rápida y fiable con un champú especial anticaspa. Las sustancias activas, como el piritionato de zinc, combaten la causa de la caspa (que, en la mayoría de los casos, es un hongo de levadura), reduciendo así su formación. Consejo: incluso una vez que la caspa haya desaparecido, sigue utilizando el champú anticaspa una o dos veces por semana como medida preventiva.

Causas del cabello graso en hombres

El cabello graso puede tener varias causas. La alimentación, tocarse el cabello frecuentemente con las manos y la genética son factores de riesgo. Combate las glándulas sebáceas hiperactivas del cuero cabelludo con un champú sin siliconas para cabello graso. Estos contienen surfactantes que limpian y desengrasan completamente el cuero cabelludo para mantener controlada la producción de grasa. Consejo: no utilices champús para cabello graso todos los días, con dos o tres veces a la semana es suficiente. El resto de días, utiliza un champú hidratante suave y sin aceites.


Consejos y trucos extra para hombres

  • Ni el mejor producto te ayudará si lo enjuagas demasiado rápido. Haz que tu lema sea: "Déjalo actuar". Sé multitarea: aprovecha el tiempo de espera para afeitarte o cepillarte los dientes.

  • Después del champú, acondicionador u otro tratamiento: enjuaga siempre bien. Los residuos del producto pueden acumularse y apelmazar tu cabello, haciéndolo parecer fibroso.

  • Evita lavar el cabello con agua caliente, ya que puede secarse. El agua templada es lo mejor. Si eres lo suficientemente fuerte, dale a tu cabello un último enjuague frío para conseguir más brillo.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

En estos momentos la necesidad de requerir presupuestos para productos, y/o servicios ya sea de color, cortes, efectos etc. en línea o mensajería en redes, exigen mucho más de nosotros los profesional