¡EJERCICIO. Tu mejor medicina!

Independientemente de la edad, el sexo o la capacidad física a todos nos beneficia hacer ejercicio. Puedes buscar la actividad que más te guste, de este modo no te pesará realizarla y te divertirás mientras obtienes beneficios increíbles, ya sea algún deporte, baile, ir al gimnasio, saltar la cuerda o algo tan simple como salir a caminar.


El ejercicio físico, ya sea de corta o larga duración, contribuye a establecer un bienestar mental, mejorando la autonomía de la persona, la memoria, rapidez de ideas, etcétera y promoviendo sensaciones como el optimismo o la euforia, al tiempo que se mejora la autoestima de las personas, lo que produce beneficios en diferentes enfermedades como la osteoporosis, la hipertensión o las crisis diabéticas.


Se recomienda que cualquier actividad tras un período largo de inactividad debe realizarse de manera progresiva. Es importante escuchar nuestro cuerpo y reconocer sus necesidades.


Recuerda que hacer ejercicio es un acto de amor de ti para ti, estás cuidando el lugar donde vives y no sólo obtendrás cambios físicos sino también mentales y emocionales.

0 visualizaciones0 comentarios