top of page

Dile adiós al ‘frizz’

Todos queremos un cabello hermoso, pero muchas veces el frizz no nos permite lucir bien. Aquí te traemos tips básicos que tienes que aplicar lo más pronto posible para tener un cabello de ensueño.


Hay un mal que persigue a la gran mayoría de personas, sucede en el cabello y se llama Frizz. Este encrespamiento no es exclusivo de un tipo de cabello, sino por el contrario, tanto lacias, ondeadas o rulosas, están expuestas a sufrir de este tipo de esponjamiento.

Se dice que el frizz se da porque el cabello es muy sensible a los abruptos cambios de temperatura y la exposición a la humedad. También por una falta de hidratación, proteínas, grasas y además por la carga eléctrica en el cabello, la cual se produce en el momento en que friccionamos nuestras fibras capilares, como al peinar o al hacer una cola. Entre otras razones.

Si bien es cierto nunca vamos a poder evitar tocarnos el cabello o dejarlo expuesto cuando salimos a la calle, es sabido que para ello se han creado diversos productos que pueden suplir dicha protección.

Dentro de esos productos encontrarás componentes básicos como el aceite de coco, argán, palta, oliva y almendras, así que por ahora nos centraremos en productos básicos que debes usar para reducir el frizz de tu cabello.

TOALLA DE CABEZA

Esto es realmente importante sobre todo aquellas que tienen el cabello largo, deben utilizar una toalla para secarse el cabello.

FUNDAS DE ALMOHADA

Normalmente estamos acostumbrados a utilizar fundas de algodón. Sin embargo, podría estarle causando daño a tus fibras capilares, porque cuando dormimos aplastamos el cabello en la almohada y durante toda la noche nos movemos. Esto crea una fricción constante en nuestro cabello, haciendo que se potencie el frizz. Para evitarlo es necesario que cambiemos nuestras fundas de algodón por fundas de satín, pues además evitará enredos en tu cabellera.

USA COLETS O SUJETADORES

Evita utilizar ganchos de aluminio, colets de goma o ligas, pues estos accesorios crearán en tu cabello el frizz que nadie quiere tener. En vez de utilizar accesorios con esos materiales, utiliza colets o scrunchies de satín o ligas en espiral. Ambos materiales son bastante amigables con el cabello, sujetan muy bien, lo cuidan, no hacen doler, es para todos los tipos de cabello, pueden ser mojados y sobre todo no causan frizz.

EVITA AGUA CALIENTE

Muy importante sobre todo en épocas de temperatura baja como en invierno. Si eres de las (o los) que se baña con agua caliente, tienes que hacer un cambio ahí, pues el agua caliente daña de forma considerable al cabello porque lo reseca. Esta resequedad se da porque el agua caliente arrasa con todos los aceites naturales que nuestras fibras capilares deberían preservar. Eso conlleva a que nuestro cabello se vuelva más frágil, reseco, opaco y quebradizo. Todo lo contrario, sucede con el agua fría pues potencia la oxigenación del cabello a través de una buena circulación sanguínea en la zona capilar del cabello.

CORTA TUS PUNTAS. Lo recomendable es cortar cada dos meses las puntas más cuando están muy dañadas para evitar que el cabello siga quebrándose, pierda humedad y aumente el frizz. En los lugares donde el clima no resulta favorable, se aconseja optar por cortes rectos, pues brindan mayor soltura.

MANTÉN TU CABELLO HIDRATADO. Es indispensable mantener el cabello hidratado, eligiendo productos con ingredientes adecuados; lo anterior, permitirá una mayor efectividad en la aplicación de otros tratamientos indicados para combatir el frizz. El acondicionador y la mascarilla serán tus mejores aliados, especialmente, si están hechos a base de aceites de coco o argán.

UTILIZA TERMOPROTECTORES. Usar constantemente herramientas de calor puede ocasionar daños en las hebras, por eso, lo ideal sería limitarlas; si no es posible, se recomienda utilizar un termoprotector, que tiene como función cuidar el cabello cuando se expone a altas temperaturas, además de suavizar y reducir elfrizz.

BUSCA EL SHAMPOO CORRECTO. Cuando eliges tus productos de cuidado capilar, resulta indispensable prestar especial atención al shampoo, pues además de limpiar, su función es aportar sedosidad, disminuyendo el frizz. En ese sentido, los expertos recomiendan adquirir aquellos sin sulfatos, bajos en alcohol y que contengan glicerina, porque hidratan profundamente.

ELIGE UN ACONDICIONADOR: Los acondicionadores sin enjuague mantienen el cabello humectado, permitiendo ser utilizados en cualquier tipo de pelo, siendo mucho más útiles en aquellos con resequedad; a su vez, presentan textura liviana y preparan las hebras para la rutina de peinado, pues ayudan a desenredar y algunos sirven como termoprotectores.

Con estos tips podrás combatir el frizz y lucir un cabello increíble y saludable.

0 comentarios

Comments


bottom of page