top of page

¡¡Cuidar tu cabello: 8 claves infalibles!!

 

1.- Cuando tomes el sol, no te olvides del pelo. ¿Qué ocurre cuando exponemos nuestro cabello al sol en exceso? Que sus rayos pueden llegar a dañarlo. Y esto sobre todo afecta al tallo, que es la parte en la que se producen las quemaduras solares más intensas y que afectan a la queratina, una de las principales proteínas que forman el cabello y responsable del brillo y del color de nuestro pelo, dando lugar a la deshidratación, a su decoloración, sequedad, pérdida de brillo… Por lo tanto, tomar el sol sí, pero siempre con precaución. Si puedes usar un gorro o pañuelo para proteger tu pelo de los rayos ultravioletas, mejor que mejor.

 

2.- ¿Cómo afectan a tu pelo el agua del mar y la piscina? No hay que olvidar que el pH de la piel es de 5,5. y el del agua, de 7. Así que, ya de por sí, el agua es un elemento que reseca y deshidrata… Si a esto le añadimos el cloro (que deteriora el manto graso protector de la piel, atacando a sus aceites naturales) el resultado es un pelo seco, encrespado y con más facilidad para romperse y deshidratarse de lo normal. Se dice también que el cloro cambia el color del pelo, lo decolora. Pero esto no es totalmente cierto. Lo que cambia el color del cabello es el sulfato de cobre, una sustancia azulada que se añade al agua de las piscinas para evitar la aparición de hongos. Recomendamos a nuestros clientes para proteger y cuidar el pelo en verano en la piscina utilizar algún protector solar para el cabello. Por supuesto, una ducha y enjuague del cabello después de cada baño son fundamentales para eliminar todos los restos químicos del agua de la piscina.

 

Y, ¿qué ocurre con el agua del mar? ¿También afecta a nuestro cabello? ¿Es siempre perjudicial? Curiosamente, la respuesta es  no… En aquellas personas con cabello más graso, el agua salada contribuye a suavizarlo y darle volumen. Además, tiene un efecto anti-caspa y calma las irritaciones de la epidermis. Hay ya muchos productos cosméticos que incorporan agua marina y que están especialmente recomendados para este tipo de cabello graso. Pero si tienes un cabello normal o seco, el pH del agua del mar (7,8) termina por restarle brillo, consistencia y elasticidad, por lo que no es aconsejable. En cualquier caso, no hay que olvidar que el salitre del mar también oxida el cabello, por lo que nuestro consejo es que siempre lo protejas y lo enjuagues (si es posible) después de cada baño. Eso sería lo ideal.

 

3.- ¿Cuándo debes cortar tu pelo? Antes y después de las vacaciones. Cortar las «puntas» antes de emprender viaje a nuestro lugar de destino nos ayudará a mantener la fibra capilar en buen estado, evitando que no esté abierta o rota al exponernos al sol, lo que aceleraría la deshidratación del cabello. Tras las vacaciones, lo mejor es volver a acudir al estilista para cortarlo de nuevo. Así acabaremos con las famosas «puntas abiertas» y podremos lucir un pelo bonito y sano, que haga juego con tu envidiable bronceado.

 

4.- Acondicionador y/o mascarilla: tus aliados en la playa o piscina. Es una de las claves básicas que te ayudará a hidratarlo aún más con el calor (que hace que se abra la cutícula del pelo). Al mismo tiempo, aplicando mascarilla o acondicionador lo estás protegiendo del sol.


5.- Evita secadores, trenzas, planchas… Piensa que sólo van a contribuir a estropear más tu cabello… Lo mejor es dejar que se seque al aire, después de haberlo lavado y acondicionado bien. Los expertos siempre nos recomiendan aprender a peinarnos en verano de forma más natural, buscar nuevos looks y peinados (¡Internet está lleno de ideas!) porque la salud de nuestro pelo nos lo va a agradecer. Seguro que descubres nuevas formas de peinarte que no habías imaginado y que harán mucho más fácil tu verano… Solo tienes que proponértelo. 

 

6.- ¡Lava tu pelo tanto como lo necesites! Ten en cuenta que en verano hace  más calor y, por lo tanto, sudamos más. Y también lo hacemos a través de nuestro cuero cabelludo, que se calienta y transpira. Por ello, no es raro pensar que sea en verano cuando más necesitamos lavar el pelo y el cuero cabelludo. Además, como decíamos con el agua de las piscinas, del mar, si vamos a diario también será recomendable lavarlo a diario. ¿Cómo hacerlo correctamente? Éste es un punto importante. El primer paso es utilizar el producto adecuado. Si tienes algún tipo de dermatitis o algún problema capilar, lo más recomendable es que optes por un producto que ayude a mejorar el equilibrio natural del cuero cabelludo, sin resecarlo ni irritarlo.


7.- El tiempo que dedicas a lavar tu cabello es esencial. ¿Cuánto sueles tardar en lavar y enjuagar tu cabello? Si quieres un pelo realmente limpio, es necesario que empieces a tomarte tu tiempo y aclararlo muy bien, porque los restos de champú muchas veces terminan provocando sequedad y caspa. ¡Evitarlas es tan fácil como dedicarle a la limpieza de tu cabello un poquito más de tiempo y  mimo! Tu pelo y tu imagen te lo agradecerán…

 

8.- Prepara tu pelo para el sol con un tratamiento de queratina. Hay tratamientos especialmente indicados en esta época del año. Tanto para antes como para después del verano, un tratamiento con Queratina es una fantástica alternativa para proteger el cabello, otorgarle suavidad y brillo, etc. Este tratamiento está basado en proteínas, colágeno y seda, y nos ayuda a disminuir los daños de la fibra capilar (o a prevenirlos si lo hacemos antes del verano, porque la queratina sirve de protector contra los rayos ultravioletas, lo mantiene hidratado evitando la sequedad y la rotura del pelo). Mediante un tratamiento de queratina conseguiremos acabar con el efecto encrespado del pelo, ya que aporta mucho brillo y suavidad. Podremos dejar secar nuestra melena al aire y seguirá estando lisa. Además, la duración media del tratamiento es de unos 2 meses. Pero no todos los tratamientos de queratina son iguales ni tienen realmente los mismos efectos si quieres realmente cuidar tu cabello en verano. Nuestro consejo es que siempre se realicen por profesionales.

 

Recuerda que, con un poco más de cuidado y de tiempo que dediques a tu cabello, y con los productos adecuados, puedes lucir un pelo precioso, suave y sano durante los meses de más calor. ¿Por qué esperar a tener que reparar los estragos del verano en tu pelo cuando puedes empezar YA a protegerlo?

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page